Control de drones con ondas cerebrales: ¿es posible?

Diciembre 2019 — Jenry Liévano.

Instintivamente, desde el inicio de la historia, las personas buscaban desarrollar un conjunto de nociones y conocimientos utilizados para lograr un objetivo preciso, que dé lugar a la solución de un problema especifico del individuo o a la satisfacción de alguna de sus necesidades. Es un concepto extremadamente amplio que es capaz de abarcar una inmensa variedad de aspectos que pueden ir de la electrónica al arte o la medicina.

En la actualidad, en este mundo capitalista, globalizado y exigente, demanda evolución constante, mediante el avance de sus técnicas y el estudio, investigación y descubrimiento de nuevas tecnologías para seguir logrando aumentos en la calidad de vida.

Pero hace unos años atrás se viene hablando de ondas cerebrales que permita tener control de las cosas o poder realizarlo mediante este tema, donde la Universidad de Florida ha organizado una competición de carreras de drones. Lo peculiar de este evento es que los drones están controlados con la mente. De este modo, los 16 pilotos que han participado en el evento han podido controlar sus drones únicamente mediante sus ondas cerebrales. Gracias a la tecnología BCI (Brain Computer Interfaces) se adquieren, procesan e interpretan las ondas cerebrales mediante un ordenador.

La tecnología BCI lleva investigándose desde hace más de un siglo, y en sus inicios, las ondas cerebrales eran usadas principalmente para fines médicos. Sin embargo, con el desarrollo de los medios tecnológicos, es posible cubrir otras necesidades dentro del campo del entretenimiento, e incluso para actividades militares.

El profesor Juan Gilbert, docente de la institución donde se ha desarrollado la competición, ha afirmado que "algún día podríamos llevar interfaces de control cerebral al igual que llevamos un reloj, para interactuar con el entorno".

Hace no mucho tiempo, esta tecnología solo era accesible para los profesionales del mundo de la medicina. Ahora, empresas como Emotiv o NeuroSky, han logrado que sea un poco más accesible gracias a unos auriculares electroencefalográficos que utilizan el sistema BCI para realizar diversas actividades, como en este caso, el manejo de dispositivos aéreos. En cuanto al coste de estos periféricos, los utilizados para el evento en Florida rondan los 500 dólares por unidad.

Teniendo en cuenta el potencial de esta tecnología, no es extraño que el Pentágono está tratando de construir tecnología que les brinde a los soldados la capacidad de controlar drones militares mortales con sus mentes.

"Trabajando con drones y enjambres de drones, operando a la velocidad del pensamiento en lugar de a través de dispositivos mecánicos, ese tipo de cosas son para lo que realmente son estos dispositivos", dijo el neurocientífico de DARPA Al Emondi al MIT Tech Review .

Emondi dirige el programa de Neurotecnología no quirúrgica de próxima generación de DARPA , que la agencia lanzó en marzo de 2018 con la esperanza de desarrollar una interfaz cerebro-computadora (BCI) que no tenga que implantarse quirúrgicamente.

En mayo de 2019, otorgó fondos a seis equipos de investigadores de los EE. UU. Para alcanzar ese objetivo, y cada uno lo abordó desde un ángulo diferente. Un equipo de la Universidad Carnegie Mellon, por ejemplo, está probando si las señales eléctricas y de ultrasonido podrían soportar un BCI no invasivo, mientras que un grupo de la Universidad Johns Hopkins está explorando la viabilidad de la luz infrarroja cercana.

La creación de un dispositivo que permitiría a los soldados controlar drones con sus mentes plantea todo tipo de preguntas inquietantes. ¿Qué sucede si un soldado accidentalmente piensa un comando, por ejemplo? ¿O un enemigo pone sus manos en uno de los dispositivos y lo usa?

Dejando a un lado esos complicados "¿qué pasaría si?", la tecnología desarrollada para los militares a menudo se abre paso en la vida civil , y es difícil exagerar el impacto potencial de un BCI no invasivo de grado militar en la sociedad.

La persona promedio podría atarse el dispositivo, por ejemplo, y obtener instantáneamente la capacidad de controlar cada dispositivo conectado a Internet en sus vidas, desde su teléfono inteligente hasta su hogar inteligente, con solo sus pensamientos.

Las aplicaciones de salud son aún más emocionantes. Con dicho dispositivo, las personas a las que les faltan extremidades o parálisis podrían controlar las prótesis o incluso los exoesqueletos de cuerpo completo utilizando solo sus mentes, y todo sin someterse a una cirugía.

Aun así, el primer paso es lograr que la tecnología funcione, y aunque los seis equipos de DARPA están progresando en ese frente, todavía tienen un largo camino por recorrer antes de tener un BCI no invasivo que esté listo para ser usado por cualquier persona: soldado o civil.

En conclusión, la tecnología sigue creciendo a pasos agigantados, aunque tal vez hay muchas cosas que están en desarrollo y otras que está en fase de experimentación, todos estos cambios los iremos viendo a través de tiempo asi como los resultados de todas estas investigaciones, valdrá la pena ser pacientes.


Referencias:

https://concepto.de/tecnologia/#ixzz679PnIPxE https://www.todrone.com/controlar-drones-emitiendo-ordenes-mentales/ https://futurism.com/pentagon-control-drones-soldiers-brain
Jenry Liévano

Backend Developer.

jenry.lievano@pingponginnovation.com

obtén nuestro catálogo

Conoce a detalle todos nuestros productos, ¡te aseguramos que encontrarás una solución que se adapte a tu necesidad!

Agradecemos tu interés en nosotros, permitenos brindarte una mejor atención