¿Es posible que una fina capa de Aerogel permita sembrar en marte?

Diciembre 2019 — Concepción Hernández.

Al comienzo de los años treinta, Samuel Kistler hace el descubrimiento de un material tipo gel seco con muy alta porosidad, llamando a este nuevo material Aerogel. Este término es utilizado para hablar de una gama de materiales que presentan propiedades físicas específicas, las cuales han sido atractivas para aplicaciones espaciales desde los años 70s, por ejemplo, la gran resistencia térmica y capacidad de contención que presentan (1,2).

En la Misión Stardust, se empleó Aerogel de sílice como medio de captura y retorno de partículas y en Mars Exploration Rovers (2003) se utilizó como material de aislamiento térmico. Los resultados obtenidos en estas misiones han provocado que en el diseño actual para diversas misiones como SCIM (Colección de muestras para la investigación de Marte) y STEP (Prueba satélite del principio de equivalencia), tengan una gran dependencia hacía dicho material (1,2,3).

En un futuro cercano, provisto por diversos programas espaciales, se tiene como meta el proyecto de volver al planeta Marte, totalmente habitable para la raza humana. Sin embargo, se tiene la gran limitante del costo y la poca accesibilidad para una terraformación apropiada. Sin embargo, se han generado propuestas por parte de ingenieros y científicos donde se plantea la alternativa de utilizar capas de materiales que aíslen térmicamente y protejan de la radiación zonas específicas para generar invernaderos, pues al estar dicho planeta más alejado del sol, el rango de temperaturas (-153 a 20 grados Celsius) es bajo para preservar la vida. Otro de los grandes problemas que se presenta en Marte es lo delgado de la atmósfera, lo que provoca que el calor del sol escape fácilmente y no se tenga protección ante la radiación ultravioleta (2,3).

El Aerogel de sílice ha sido el material que ha destacado en propuestas para llevar a cabo los proyectos de generación de invernaderos en Marte, al ser un buen aislante térmico, costo bajo y fácil de manufacturar. Implementar capas de este material (de aproximadamente 3 cms de grosor) permitiría calentar el área hasta más de 50 grados centígrados y bloquear más del 60% de la radiación ultravioleta. Estas infraestructuras de tipo invernadero estarían colocadas de manera estratégica en zonas favorables que los científicos han calculado para ello pues se deben tener consideraciones en los recursos clave como la luz, los vientos para quitar el polvo excesivo y el agua superficial.

Para los expertos la creación de regiones permanentemente cálidas permitiría una futura actividad humana en Marte. Para ello las primeras pruebas de simulación se están realizando en zonas como la Antártida o el desierto de Chile para crear un montaje sistemático en el planeta rojo con recursos mínimos y llevarnos por fin al planeta Marte (3).


Referencias:

• Wordsworth, R., Kerber, L., & Cockell, C. (2019). Enabling Martian habitability with silica aerogel via the solid-state greenhouse effect. Nature Astronomy, 3(10), 898-903.
• Jones, S. M. (2006). Aerogel: space exploration applications. Journal of sol-gel science and technology, 40(2-3), 351-357.
• Li, C. H., et al. (2014). Research on Heat Transfer Characteristics of Nano-porous Silica Aerogel Material and its Application on Mars surface Mission. In Advanced Materials Research (Vol. 924, pp. 329-335). Trans Tech Publications.
Maira Moreno.

Hardware Project Manager.

maira.moreno@pingponginnovation.com

obtén nuestro catálogo

Conoce a detalle todos nuestros productos, ¡te aseguramos que encontrarás una solución que se adapte a tu necesidad!

Agradecemos tu interés en nosotros, permitenos brindarte una mejor atención