Recomendaciones para trabajar de forma remota.

Mayo 2020 — Jenry Lievano Abadía.

La pandemia del Coronavirus (COVID-19) que se vive a nivel mundial ha ocasionado severos estragos en todo el planeta, sobre todo en el sector productivo, poniendo a prueba la madurez y la capacidad de respuesta de las empresas para poder conllevar está crisis, especialmente de los equipos de trabajo a la hora de generar resultados en condiciones atípicas para salir adelante.

A lo largo de la historia, ha existido una gran cantidad de progresos que han ayudado a la humanidad a dar un gran salto. Muchos de ellos, en estos momentos han quedado completamente obsoletos, otros han ido desarrollándose hasta convertirse en parte fundamental del día a día, abriendo puertas a nuevas formas de trabajar, hasta llegar a la implementación del concepto "home office". De acuerdo con Silvina Moschini, el trabajo debe verse como "algo que se hace y no un lugar al que se va". La fundadora de TransparentBusiness considera que el teletrabajo sí permite la supervisión de los colaboradores, sin caer en la vigilancia, se ha convertido en una de las principales medidas utilizadas por las empresas.

Si bien, no es posible llevar a cabo todos los trabajos de forma remota, hay personas que ya desempeñaban sus funciones de esta manera desde años atrás, pero a muchas más las ha tomado por sorpresa, lo cual ha obligado a que tengan que organizarse mejor y adecuar su entorno, desde realizar la instalación y registro a las diferentes plataformas digitales, hasta acondicionar un espacio en sus hogares.

Uno de los problemas más grandes al momento de trabajar desde casa es sin duda la conexión a internet. Hoy en día existen proveedores que ofrecen conexión de internet de muy buena velocidad, sin embargo, hay que recordar que, al estar en casa, el internet será compartido, mermando así la velocidad e incluso la seguridad de la red, a menos que se viva solo; en contraparte, tenemos la carencia de internet en ciertas zonas, sobre todo rurales o poco urbanizadas, haciendo casi imposible el trabajo remoto a ciertas personas.

A continuación, te damos algunas recomendaciones que te serán de grán utilidad para hacer tus jornadas laborales de lo más productivo.

1. Crea un espacio dedicado al trabajo

Destina, acondiciona un espacio de tu casa para que sea realmente tu oficina. Busca que sea cómodo, decóralo de forma distinta, e incluso, si vives con más personas asegúrate que sea un lugar en el que puedas aislarte para mejorar tu concentración.

2. Sé responsable

El trabajo remoto trae consigo un montón de beneficios. Como el ahorro del tiempo de traslado a la oficina que podrías tomar para descansar tiempo extra, para leer un libro y por qué no hasta para navegar en las redes sociales, pero una vez que te sientes en tu escritorio, trabaja duro y haz que valga la pena. Que cada privilegio del que estás gozando sea un beneficio tanto para ti como para tus compañeros y la empresa donde trabajas.

3. El tiempo es oro

Agéndate y no pierdas el tiempo, organiza tus días, calcula el tiempo que tardarás en cada cosa, prográmate y no pierdas de vista los objetivos de horas o tiempos que te hayas propuesto. Puedes estar en casa, pero ajustarse a un horario propio es importante para no perder tu productividad.

4. Dile adiós a la pijama

Como no interactuaras con alguien y probablemente nadie te verá, es común decidir quedarse en pijama todo el día. Sin embargo, es difícil lograr concentrarte al máximo sin antes tomar una ducha. Por ello, sería bueno que te alistes cada mañana, tal como si fueras a salir a tu trabajo de forma habitual. Tiende tu cama, péinate, vístete.

5. No pierdas el norte

Evita hacer parones innecesarios, ten las cosas que puedes necesitar cerca y no combines las cosas que debes hacer en casa con las tareas pendientes que tengas de trabajo. Organiza tu tiempo y date espacios para cada cosa. Parar constantemente a ver qué hay en la nevera, contestar una llamada que no cogerías en la oficina o entretenerte haciendo tareas pendientes solo hará que te distraigas y que sea más difícil volver a concentrarse. Aprovecha tu flexibilidad y sácale el tiempo que te venga mejor a cada cosa.

6. Mantén el contacto

Trabajar desde casa o de manera remota tiene muchas ventajas, sin embargo, perder el contacto con las personas de tu oficina a veces puede prestarse para malentendidos, errores o falta de comunicación. Sin embargo, si estableces ciertos momentos u horarios en los que puedas ponerte en contacto con ellos para organizaros y hacer un poco de retroalimentación.

7. La disponibilidad es clave

Cuando estás en casa, es probable que te distraigas fácilmente con algo y justo en el momento que te distraes puede ser que alguien en la oficina esté tratando de comunicarse contigo. Si tardas en contestarle, existe la posibilidad de que hayas perdido su atención, y si esto se repite continuamente puedes terminar siendo apodado como el que nunca está. Por lo tanto, tienes que trabajar duro para estar la mayor parte del tiempo disponible y que no tengan la impresión de que tu disponibilidad es nula. Además, debes estar atento en cómo avanza cada proyecto para que siempre estés en sincronía con el resto del equipo.

8. Sácale provecho a la tecnología

Recuerda que hay un sin fin de herramientas tecnológicas que pueden fortalecer el trabajo colaborativo y acortar la distancia entre los miembros del equipo. Ahora puedes crear un sharepoint, utilizar herramientas de video llamadas e incluso tu móvil para estar cerca de todo tu equipo y evitar que se sientan abandonados a su suerte.

Consulta al área de tecnología de tu empresa para que te orienten respecto a las soluciones que sean compatibles con las políticas de seguridad de tu organización.

Para concluir, hoy más que nunca debemos de ejercer un gran esfuerzo para poder equilibrar los privilegios que nos brinda poder trabajar de forma remota mantener la misma productividad o incluso mejorarla.

"Enserio tomate tu tiempo para arreglarte, no sabes cuando te tomará por sorpresa una trasmisión o video llamada y te toque pasar un momento vergonzoso frente a todos tus compañeros." 😜

Referencias:

Factor capital humano  , Platzi  , InfoJobs  , Marsh  , El Universal  
Jenry Lievano Abadía.

Backend Developer.

jenry.lievano@pingponginnovation.com

obtén nuestro catálogo

Conoce a detalle todos nuestros productos, ¡te aseguramos que encontrarás una solución que se adapte a tu necesidad!

Agradecemos tu interés en nosotros, permitenos brindarte una mejor atención